Prevención del defecto

La penetración se produce en todas las piezas fundidas elaboradas mediante el proceso de moldeo en arena, independientemente del material. Existen una serie de medidas de eficacia probada para evitar la penetración, cuyas características principales se enumeran a continuación:

  • Uso de arenas más finas o refinación de la granulometría de la arena añadiendo arenas (para machos) de grano fino. Adición de aditivos a las arenas para machos
  • Adición de mayor cantidad de materiales formadores de carbón brillante. La acción térmica de la colada reblandece el carbón formando una película protectora que evita la humectabilidad
  • Una mayor cantidad de aglutinante y una menor compactabilidad del sistema de materiales del molde incrementan la conformabilidad de la arena y mejoran la compactación
  • Recubrimiento de, al menos, las partes vulnerables del molde y del macho, reduciendo así considerablemente el espacio poroso situado directamente en la superficie del molde/macho
  • Ausencia, en la medida de lo posible, de elementos tensoactivos, como el fósforo o el plomo, en la composición química del material
  • Reducción de la presión metalostática y mejora del sistema de llenado, ya que se evitarán los impactos de fundición y el fuerte sobrecalentamiento de partes del molde y del macho
  • Reducción de la temperatura de colada
  • Uso de recubrimientos adecuados