Fabricación de piezas de fundición sin recubrimiento refractario

En la producción de machos en caja fría, la fabricación de piezas de fundición sin recubrimiento en los machos correspondientes, permite aumentar la productividad de fabricación, así como garantizar piezas fundidas de alta calidad. La fabricación de piezas con machos  sin  recubrimiento refractario, se refiere en particular al uso de un sistema para mejorar la superficie de las piezas de fundición, mediante  el uso  de aditivos y aglomerantes adecuados que permite prescindir del proceso de pintado de los machos.
Para el fundidor, la fabricación de piezas sin la utilización de pinturas refractarias en la fabricación de machos, ofrece la posibilidad de ahorrar en gastos de material, tanto en el caso de los materiales de carga, como en el de los equipos periféricos (sistemas de secado en horno, depósitos de pintura y equipos, etc.). Se podría decir que el punto más importante a favor de la fabricación de  piezas sin la utilización de pintura en los machos, es la posibilidad de prescindir de uno o incluso dos pasos en el proceso de fabricación de los diferentes tipos de machos. Tanto el proceso de pintado en sí, como el secado posterior requieren tiempo y mano de obra. Por esta razón, cabe esperar que la omisión de éstos procesos de trabajo, tenga como resultado un aumento de la productividad. La supresión del proceso de pintado también va acompañada de una reducción de los costes energéticos, puesto que se prescinde del costoso proceso de secado en horno de los machos pintados. Asimismo, el pintado de machos con recubrimientos en base de alcohol representa en particular un peligro potencial para las fundiciones desde el punto de vista de la legislación en materia de seguridad laboral. Al suprimir éstos materiales se aumenta la seguridad de los procesos de fabricación.
Aunque los recubrimientos contribuyen de forma considerable a la buena calidad de las piezas de fundición, también constituyen una posible fuente de errores en la cadena de procesos que deben tenerse en cuenta en caso de problemas en la producción y en su solución. Dicha fuente de errores se puede eliminar optando por la  fabricación de piezas de fundición sin pintado de los respectivos machos. De éste modo se pueden evitar los defectos de fundición específicos del pintado, tales como dartas o inclusiones.

Ventajas derivadas del uso de aditivos:

No es necesario utilizar arenas especiales, tales como arena de cromita, arena de procedencia sueca, arena de circonio o arena de chamota, las cuales son muy costosas. En algunos casos, dichas arenas se pueden ser sustituidas.
Los materiales auxiliares, más económicos, que contrarrestan el riesgo de aparición de veining han demostrado ser efectivos una y otra vez.
Cantidades aplicadas relativamente bajas
También es posible fabricar piezas de fundición sin recubrimiento en determinadas condiciones.

Nuestros productos y soluciones