Rentabilidad

Nuestros expertos de EE.UU. recomiendan:

Por supuesto, el uso de un agente desmoldeante de alta eficacia puede prolongar el período de tiempo necesario para la limpieza de los utillajes. Una forma rápida y fácil de prolongar el tiempo de uso de la disparadora es utilizar un limpiametales rápido y eficiente para eliminar los restos de resina y la acumulación de arena en el modelo y caja de machos. Se trata de limpiametales de nueva formulación que no sólo aseguran que el utillaje esté limpio, para proporcionar la superficie ideal para producir un macho o un molde, sino que también ayudan a mantener los filtros  abiertos. El utillaje limpio y los filtros abiertos y sin residuos permitirá disminuir el tiempo de parada del sistema, aumentando así la productividad.  Tenga en cuenta que los limpiametales son disolventes formulados para disolver resinas:  compruebe siempre la compatibilidad del limpiametales con el material del utillaje  y con cualquier junta o plástico que pueda estar en contacto con él. Existen limpiametales "ecológicos" o "verdes" ofrecidos por varios fabricantes y utilizados por algunas fundiciones, pero estos productos no suelen ser tan rápidos y eficaces como las formulaciones más avanzadas. Si se manejan correctamente, los limpiametales de ASK son los más eficientes y económicos de usar.

Los limpiametales descomponen las resinas de caja fría en menos de 15 minutos, en comparación con las formulaciones más antiguas que pueden ablandar la resina pero que nunca la descomponen completamente.

La forma más eficaz de limpiar las manchas en las cajas de machos es pulverizar o aplicar con brocha el limpiametales directamente sobre las áreas acumuladas y luego dejarlo actuar durante al menos 15 minutos.  Entonces, las películas de resina reblandecidas se pueden eliminar fácilmente. Todo esto se puede hacer sin necesidad de retirar el utillaje de la disparadora, ahorrando así tiempo  de parada.  Los componentes y piezas metálicas pequeñas pueden ser sumergidas o remojadas en el limpiametales. Lo ideal es que todo el exceso de limpiametales sea eliminado antes de volver a poner en marcha el utillaje en el proceso de fabricación. El equipo de protección personal es esencial para los trabajadores que manipulan o aplican los limpiametales, ya que la mayoría son corrosivos y pueden causar irritación si se manejan mal. Los operarios deben llevar guantes y gafas protectoras resistentes a los productos químicos.  También se puede recomendar un protector facial.  Para estar seguros, es fundamental leer cuidadosamente y se comprendan en su totalidad las Hojas de Datos de Seguridad (SDS)  antes de utilizar los limpiametales.

Por lo tanto, consulte con su contacto de ASK Chemicals contact para obtener la mejor recomendación general.

Actualmente tenemos dos procesos, para la fundición de hierro gris y nodular. Las piezas más pequeñas y de gran serie son coladas en una línea de moldeo automática (arena en verde, partición vertical) con una unidad de colada automática. En este caso inoculamos en vena con buenos resultados, sin embargo ocasionalmente luchamos con los carburos en algunas piezas de hierro nodular.
Nuestras piezas más grandes son moldeadas en sistema autofraguante PEP SET™ en un fast loop de tamaño medio. Una vez hechos, estos moldes se trasladan a la zona de colada donde se cuelan a mano. Para estas piezas en molde autofraguante, la microestructura y las propiedades mecánicas son altamente impredecibles y dan como resultado altas tasas de rechazo. ¿Puede sugerir una práctica de inoculación más fiable para este moldeo en suelo?

Nuestros expertos de EE.UU. recomiendan:

La buena calidad metalúrgica  de las piezas moldeadas en moldeo en verde y colada automática se puede atribuir directamente a la práctica de inoculación tardía (en vena). Aplicar esta inoculación tardía a las piezas más grandes coladas a mano, podría mejorar la calidad metalúrgica de éstas.  Sin embargo, el uso de la inoculación en vena puede no ser práctico en este caso, por lo que habrá que considerar otros métodos.

En los últimos años, las crecientes demandas de mejora de las propiedades mecánicas y los problemas con que tropiezan las fundiciones que tratan de inocular hierro de horno eléctrico han establecido la necesidad de una inoculación potente que se introduzca justo antes de que se llene la cavidad del molde, es decir, una inoculación tardía. 

La inoculación tardía en forma de inoculación en vena en su moldeo automático le permite satisfacer sus exigentes especificaciones.  La inoculación en vena es muy adecuada para aplicaciones que implican verter la colada en el mismo lugar todas y cada una de las veces.  Sin embargo, debido a la necesidad de equipo especializado, el empleo de la inoculación en vena para las coladas a mano no es tan fácil.

Mover la cuchara de un molde a otro en la zona de colada es un desafío en cualquier caso. Considere ahora la posibilidad de trasladar el equipo junto con la cuchara, y está claro que este puede ser un proceso muy largo y complicado. Tal vez usted podría hacer que un miembro del equipo de colada agregue una cuidadosa y precisa adición de material a la corriente de hierro, durante el llenado del molde. Esa sería una buena solución, excepto por los inconvenientes y desventajas de esta práctica: los costos de mano de obra, las preocupaciones de seguridad y la probabilidad de que la tasa de adición del inoculante sea inconsistente.

Así pues, consideremos un método más práctico para la inoculación tardía de las piezas coladas a mano: el uso de insertos de ferrosilicio fundido en el molde (o en la bañera de colada). De hecho, se utiliza comúnmente para todo tipo de operaciones de moldeo y colada.  El uso de insertos sólidos de  inoculación tardía en piezas de hierro gris y nodular proporcionaría estos beneficios:

  •  No se desvanece. El inoculante se disuelve lo más cerca posible de la solidificación.
  •  Cantidades de adición adecuadas.  Los insertos sólidos se producen en más de 15 tamaños diferentes, por lo que adicionar la cantidad necesaria (0,1 - 0,2%) para su pieza no es un problema.
  •  Inoculación uniforme. El inserto se disuelve continuamente durante la colada, proporcionando una inoculación uniforme.
  •  No hay generación de escoria. El inoculante se disuelve en la ausencia de atmósfera, resultando en una inoculación muy limpia.
  •  Potente efecto de inoculación.  Estos insertos están diseñados para proporcionar el máximo efecto para el hierro gris y dúctil.

Por lo tanto, si usted está buscando una práctica de inoculación más fiable que mejore la calidad metalúrgica de las piezas, reduzca la variabilidad y ahorre dinero al reducir el rechazo, considere la inoculación tardía con insertos sólidos.  GERMALLOY™ se recomienda para las piezas de fundición de hierro nodular; OPTIGRAN™ es la elección para las piezas de fundición de hierro gris. Los expertos en metalurgia de ASK Chemicals pueden proporcionar recomendaciones para la cantidad y la aplicación adecuados de la inoculación en molde para las piezas en autofraguante  y el moldeo en verde.

Por lo tanto, consulte con su contacto de ASK Chemicals para obtener la mejor recomendación.